domingo, 9 de noviembre de 2008

El principio de todo

Antes yo era así:


Me podía poner dos zapatos y esas cosas normales que hace todo el mundo.
El 3 de noviembre los astros se alinearon fatalmente y volé cinco escalones abajo mientras iba a hacer fotocopias (¡qué mundano!).
El resultado fue éste:

Entonces me hice biónica.

10 comentarios:

laurafrablogspot.com dijo...

Esto promete! Que buena pinta tiene la mujer biónica... Yo tenía uno ( blog) que no se si seguirá funcionando... El próximo domingo estaré en Madrid, así que si estas visible me acerco a verte. Muchos besos y ánimos

Anónimo dijo...

JAJAJA es guay este blg, te voy a mandar una foto de mis dientes biónicos tb. -maja meudos tornillazos , es bastante impresionate, fijisísimo que a partir de ahora pitas en todas partes, no tienes escapatoria con los detectores metálicos...ELena

Bego dijo...

sí, ya dedicaré un capítulo a los incovenientes de ser biónico :-)
laura, y de qué era tu blog?

maría jose dijo...

Impresinante radiografía! Me encanta la idea maja! De aqui a poco una Juanja Millas de las escritoras biónicas! Ay, tengo fiebre o tengo sueño.....por fin he acabado mis noches, y creo que este finde tambien te voy a ver. Un abrazo!

marcos dijo...

jum... que tornillos tan atractivos....

Carlos dijo...

si algun dia te compras un armario de Ikea y te faltan tornillos ya sabes donde echar mano...

Bego dijo...

casi prefiero dejarlos donde están pero me anoto la idea :)

Luis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luis dijo...

Esos son los tornillos que a más de uno le faltan, seguro. Ya te basta de ir de listilla por la vida.
Las radios impresionan.
Mucho ánimo Bego!!
Seré fiel a tu Blog.
L
(He tenido que borrar mi primer comentario, que puse "listilla" con H... más o menos)

Bego dijo...

jajajaja, daba igual, podías haberlo dejado que no voy a pasar el corrector ortográfico...