miércoles, 31 de diciembre de 2008

Carrera final

Ya que no puedo recibir el 2009 corriendo de verdad, al menos lo hace mi alter ego begobolil. Feliz año a todos y muchos paseos.

martes, 30 de diciembre de 2008

Indurain en el salón

Hoy he empezado con el ciclismo sin ruedas en un intento de recuperar músculo en la pierna spaghetti. ¡Madre mía, qué duros están los sillines, son machaca-traseros!

lunes, 29 de diciembre de 2008

Ya empezamos...

Primera experiencia con un detector de metales y, sí, sucede lo que todos sospechábamos que pasaría: pito que da gusto. Sumar esto a la lista de inconvenientes.

Por cierto, no era en el aeropuerto (aún me queda un poco para eso), sino en una oficina de la Consejería de Educación.

domingo, 28 de diciembre de 2008

Superideas

Hoy me han llegado unos calentadores (finlandeses, nada más y nada menos) de regalo y han sido todo un descubrimiento. Resulta que ahora con el tobillote sólo me puedo poner calcetines bajitos del todo o hasta la rodilla así que los calentadores están genial porque son justo el término medio y no tienen goma-estranguladora-de-piernas-biónicas (¡hurra!). Aquí estoy, cual Eva Nasarre, preparándome para hacer unos metros por el pasillo y tomando un té en mi taza nueva (irlandesa, nada más y nada menos). ¡Gracias a todos!

viernes, 26 de diciembre de 2008

Fuera horquillas

¡Por fin he podido ir a la peluquería! Y menos mal porque ya me habían ofrecido el papel del primo peludo (Cousin Itt) en la próxima película de los Adams ...

jueves, 25 de diciembre de 2008

Todo tiene un fin

Lo sé. Es el momento de celebrar la Navidad y todo eso pero yo hoy tengo conmigo misma una celebración secreta. Desde que empezó este lío hoy es el primer día en el que no me tengo que poner una inyección en la barriga. Durante muchas semanas ése ha sido el momento más horroroso del día y, paradójicamente, el que más deseaba que pasara porque eso significaba 24 horas de respiro de nuevo hasta la siguiente inyección. Menos mal que nada dura eternamente.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Sorpresas

Hoy voy a salirme un poco de la temática tornillil porque ha sucedido algo que ha conseguido que me olvide del tobillote durante un buen rato. Clara ha traído de China una sorpresa fantástica e inesperada así que hoy el dibujo es para ella.

martes, 23 de diciembre de 2008

Aventuras acuáticas

Hoy me he estrenado en la piscina y, para mi asombro, en el agua era como si mi tobillote no existiera. Increíble. Éxito total. ¡¡Yupiiiiiiii!!

lunes, 22 de diciembre de 2008

Asuntos de pies

Mi nuevo andar biónico ha tenido una consecuencia rápida y directa: la necesidad de comprar zapatos adaptados a las nuevas formas (del tobillo, se entiende). No fue nada fácil encontrarlos porque resulta que en las zapaterías los tobillotes están discriminados, sólo hay sitio para los tobillos pitiminí...

Menos mal que ahora se llevan las botas de astronauta. Espero que dure la moda si no ya me veo encargando el próximo par directamente a la NASA...

sábado, 20 de diciembre de 2008

El precio del entusiasmo

En un arrebato de emoción andarina ayer me lancé a un vertiginoso paseo de ida y vuelta de cinco manzanas de longitud. El resultado de la hazaña es que hoy estoy baldada así que he dedicado el día a leer. Mi favorito del día: "Desencuentros" de Jimmy Liao. Abajo, una página del libro que precisamente corresponde a la fecha de hoy (qué coincidencia ¿verdad?).

viernes, 19 de diciembre de 2008

Olvidos increíbles

Sé que parece difícil de creer pero ¡se me ha olvidado cómo andar! ¿Punta-talón, punta-talón o talón-punta, talón-punta? Qué lío....

jueves, 18 de diciembre de 2008

En una nube (y sobre los dos pies)

¡Funcionaron los santos! ¡Ya puedo caminar (con muletas) con los dos pies en el suelo! Hurraaaaa

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Una de santos

Hoy me toca radiografía. ¡Qué nervios! Esperemos que Santa Radiografía y San Tornillo funcionen. Crucemos los dedos.

lunes, 15 de diciembre de 2008

Prueba superada

Llevaba toda la semana pasada en rehabilitación haciendo una tabla que no me terminaba de salir. Tenía que conseguir que todos los bordes de la tabla (que es redonda) tocaran el suelo sólo moviendo el tobillo. Hoy, por fin, me ha empezado a salir. ¡Yuhuuuu! Me siento como si hubiera escalado el Everest, igual.

domingo, 14 de diciembre de 2008

El monstruo Anquilosis

Es el enemigo más temido del Capitán Patachula.

viernes, 12 de diciembre de 2008

Historias del aurresku

Carmen, prótesis de rodilla, octogenaria, no sé cuantísimas sesiones de rehabilitación y lagrimones de dolor. Hoy me contaba esto (¡pobre!):

jueves, 11 de diciembre de 2008

Momento faquir

La fisioterapeuta cree que pronto me dejarán empezar a apoyar el pie y me ha sugerido que, en previsión del dolor, me vaya preparando mediante dos sencillas técnicas: pisar un felpudo de los que pinchan y frotar la planta del pie con un guante de crin. Moraleja: para ser biónico antes hay que ser faquir (por lo menos).

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Capitán Patachula

Aparentemente no son más que una panda de tullidos pero tras esta imagen de inocua normalidad se oculta en realidad un gran secreto.

martes, 9 de diciembre de 2008

Tullidos S.A.

Sería una buena forma de llamar al grupo de rehabilitación. En el dibujo, mis jóvenes compañeras biónicas de 80 años.

domingo, 7 de diciembre de 2008

Esclava de mi tobillo

Que si un masaje, que si ejercicios en el aire, que si baños de contraste (que son un horror), que si ejercicios en el suelo... en resumen, todo el día dedicada a él.

sábado, 6 de diciembre de 2008

Ventajas de hacerse biónica (2)

Siguiendo sabios consejos provenientes del lejano Pekín y para probar una de mis nuevas capacidades, la paciencia infinita, me he puesto de nuevo manos a la obra con algo para lo que hace años me declaré nula: el origami. Aquí está mi kit chic y el primer resultado. Nada mal.
Se admiten pedidos :)

jueves, 4 de diciembre de 2008

Hula hula

Parece que pronto seré una biónica totalmente operativa, o eso dice el médico. Ayer salí de la clínica contentísima, casi me arranco a bailar el hula hula y todo de la alegría.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Cosas que nadie piensa

Al decorar su casa uno no piensa nunca en la posibilidad de hacerse biónico así que, cuando le pasa, siempre hay que hacer algún cambio. Aquí tuvimos que quitar la mampara de la ducha, porque aunque parezca mentira si no no podía entrar, y poner en su lugar una cortina (muy veraniega, eso sí).

martes, 2 de diciembre de 2008

Visita al chamán

No me gustan los médicos que no cuentan ni explican nada y le tratan a uno como si no entendiera.
(Mañana tengo consulta y me estoy mentalizando de lo que puede pasar)

domingo, 30 de noviembre de 2008

Espacio/Tiempo=¿Velocidad?

Aún tengo que solventar algunos problemillas con la velocidad...

viernes, 28 de noviembre de 2008

Un pequeño milímetro para el hombre...

Un gran salto para mi pie.

jueves, 27 de noviembre de 2008

El secreto de Agatha o moda biónica

Después de tanto tiempo por fin he descubierto el secreto de la ropa de Agatha Ruiz de la Prada: ¡es moda para biónicos! Quién tuviera el vestido mesa-camilla en estos momentos para poder transportar cosas a placer... Utilísimo.

¡Viva Agatha!

martes, 25 de noviembre de 2008

Flamenco biónico

Cuando me recupere, en cartel, La Patachula. Veréis que vueltas.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Hacerse biónica es duro

¡Yo también quiero taconear!

domingo, 23 de noviembre de 2008

Pesadillas mecánicas

¡Que se me salen los tornillos! ¡Horror! ¡Qué agobio!


viernes, 21 de noviembre de 2008

Remedios tradicionales para soluciones modernas

Para recuperar el movimiento en una pierna biónica no se usa la radioterapia, ni la magnetoterapia ni nada que suene medianamente moderno, sino un remedio que existe desde el principio de los tiempos: una cuerda. Tal cual. Mucho tornillo y mucha placa y luego te dicen que una cuerda y a tirar. Qué cosas.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Mareos biónicos

Ayer tuve revisión y el médico intentó convencerme a lo bruto de que la pierna biónica puede (y debe) responder más de lo que lo hace actualmente. Esto fue lo que pasó al final:

martes, 18 de noviembre de 2008

Grandes ideas que no lo son tanto

Como me han puesto tornillos pensamos que sería buena idea quitar cables y decidimos hace tres días cambiar la conexión a internet e instalar una red wifi. Error. Resulta que hay interferencias (que no son culpa mía ni de mis tornillos, que conste). Total, que llevo tres días como Enjuto en el peor día de su vida: "¡No funciona inteeeernééééééé!"...

video

lunes, 17 de noviembre de 2008

Astroboy, mi versión masculina

¡Nunca pensé que iba a tener algo en común con él!

domingo, 16 de noviembre de 2008

Ducharse es un placer

Por fin, después de varios días de lavarme como en el siglo XVIII (es decir, por partes) hoy me he podido dar mi primera ducha como mujer biónica. ¡Qué gustazo!

sábado, 15 de noviembre de 2008

Ventajas de hacerse biónica (1)

Es verdad que hacerse biónica es un proceso lento, largo y a veces doloroso pero aquí, como en todo, también hay un lado positivo. Lo bueno es que la vida se ralentiza y hay tiempo para leer, hablar, escribir un pequeño blog, ver pelis... y hasta para jugar al trivial o al cuatro en raya.

viernes, 14 de noviembre de 2008

Insomnio biónico

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Pues no. No sueñan ni con ovejas eléctricas ni con nada. La realidad es que no pegan ojo. Aquí estoy yo con mis ovejas, noche tras noche igual...

Es un poco desesperante.

jueves, 13 de noviembre de 2008

¡Adiós a la escayola!

Buenas noticias: ¡los tornillos funcionan! No es que dudara de la efectividad de la mecánica pero confieso que estoy sorprendida con la rapidez. Ya puedo mover el pie biónico un centímetro hacia delante. Sigo sin poder apoyar y tengo la pierna para arriba casi todo el tiempo pero ahora, sin la escayola, me pesa la mitad. ¡Viva la ciencia!
Así de contenta salí ayer de la clínica (y no son gadgetobrazos, es que llevo muletas hasta que desarrolle todas mis facultades biónicas):


Y este dibujo de abajo me lo ha mandado Alejandro (él fue quien más me animó a hacerme un blog). Así se ha imaginado cómo estoy y la verdad es que ha dado bastante en el clavo. ¡Gracias Ale!

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Lo peor de todo

Lo peor de todo, sin duda alguna, es ir al baño porque ahí me hago consciente de que mi pierna biónica pesa ahora 3 toneladas (aproximadamente) y entonces pienso "¡quién fuera tío en estos momentos para no tener que ir hasta allí!" Y digo yo que cómo puede ser posible que aún no hayan inventado un material que sea tan duro como la escayola pero que pese la mitad o menos. Mucho láser y mucho bisturí pero luego las cosas más prácticas no las piensa nadie...

martes, 11 de noviembre de 2008

Frankenpié y reflexiones varias

Hoy me da la sensación de que tengo más bien un frankenpié porque me duele el tobillo como si me hubieran puesto una pinza por detrás (¿me habrán apretado demasiado los tornillos?).


*Las reflexiones varias
Reflexión número 1:
No voy a poder entrar nunca más en una oficina del banco santander porque el cuchitril claustrofóbico/detector de metales por el que hay que pasar para acceder a la oficina ya no me dejaba pasar antes cuando llevaba sólo las llaves y la cartera ("porta Ud. demasiados objetos metálicos", decía), así que ahora con nueve tornillos y una placa lo veo casi imposible. Y no voy a poder dejar los tornillos en la taquilla de fuera, eso está claro.
Al principio esto lo iba a clasificar dentro de los inconvenientes de ser biónico pero, pensándolo bien, me inclino más por considerarlo una ventaja visto lo "simpáticos" que son en el santander en general.

Reflexión número 2:
¿Qué les hacen a los profesores de gimnasia en la facultad para que éstos luego traten tan mal a sus alumnos? ¿Alguien tiene, no ya un buen recuerdo, sino algún tipo de recuerdo de alguno de sus profesores de gimnasia? Yo los he borrado de mi mente (y con razón).

lunes, 10 de noviembre de 2008

Ser biónico no te libra de la ineptitud ajena

Esto es lo que me ha pasado hoy cuando he llamado a inspección para preguntar unas dudas acerca de mi baja (biónica). No es broma. Fue tal cual.


Qué ganas de darles con la escayola en la cabeza...

domingo, 9 de noviembre de 2008

El principio de todo

Antes yo era así:


Me podía poner dos zapatos y esas cosas normales que hace todo el mundo.
El 3 de noviembre los astros se alinearon fatalmente y volé cinco escalones abajo mientras iba a hacer fotocopias (¡qué mundano!).
El resultado fue éste:

Entonces me hice biónica.