lunes, 22 de diciembre de 2008

Asuntos de pies

Mi nuevo andar biónico ha tenido una consecuencia rápida y directa: la necesidad de comprar zapatos adaptados a las nuevas formas (del tobillo, se entiende). No fue nada fácil encontrarlos porque resulta que en las zapaterías los tobillotes están discriminados, sólo hay sitio para los tobillos pitiminí...

Menos mal que ahora se llevan las botas de astronauta. Espero que dure la moda si no ya me veo encargando el próximo par directamente a la NASA...

5 comentarios:

marcos dijo...

podías pedir a la nasa una mochila covete para ahorrarte las muletas.

Noe dijo...

Mira los listillos de los comentarios... A ver, si es que no se puede estar a todo: caminar con los dos pies, saber cómo funcionan los blogs... Menuda suerte has tenido con la moda. Has hecho de la necesidad virtud. Sí, refranes también sé.

Bego dijo...

lo de la mochila es una superidea!
y me troncho con Noe refranera, será cosa asturiana porque mi abuela también sabe muchos :)

clara dijo...

juajua, las botas de astronauta....a mi me parece que estan en completa sintonia con el plumas!!!... marcaras tendencia, estoy segura!!

Bego dijo...

ah, pues eso es verdad, no lo había pensado que voy toda acolchada, qué risa