domingo, 28 de diciembre de 2008

Superideas

Hoy me han llegado unos calentadores (finlandeses, nada más y nada menos) de regalo y han sido todo un descubrimiento. Resulta que ahora con el tobillote sólo me puedo poner calcetines bajitos del todo o hasta la rodilla así que los calentadores están genial porque son justo el término medio y no tienen goma-estranguladora-de-piernas-biónicas (¡hurra!). Aquí estoy, cual Eva Nasarre, preparándome para hacer unos metros por el pasillo y tomando un té en mi taza nueva (irlandesa, nada más y nada menos). ¡Gracias a todos!

5 comentarios:

marcos dijo...

sí, muy chulis todas las cositas que te ha traido papa noel...

Bego dijo...

y muy prácticas :)

Anónimo dijo...

Ya me he puesto al día e todas las begobolas que me faltaban, me gusta la de la piscina con Noe, jajaja. Genial la idea de los calentadores, son la última moda escandinava (Elsa da fe) todo vuelve...! BESOS!

Minna dijo...

Glad you liked them :)

Bego dijo...

i have them on all the time now, they are so comfy and nice. thanks again!