lunes, 29 de diciembre de 2008

Ya empezamos...

Primera experiencia con un detector de metales y, sí, sucede lo que todos sospechábamos que pasaría: pito que da gusto. Sumar esto a la lista de inconvenientes.

Por cierto, no era en el aeropuerto (aún me queda un poco para eso), sino en una oficina de la Consejería de Educación.

4 comentarios:

marcos dijo...

ja ja ja, impagable el careto de la begobola!! vas a acabar como enrique iglesias en el anuncio...

Bego dijo...

ya te digo... tengo que ver cómo conseguir un carnet de biónica o, en su defecto, un certificado médico.

Noe dijo...

Y la de seguridad está clavada. ¿A que era en la dat? Habría que llevársela para que la viera, está increíble...

Bego dijo...

Sí, era en la DAT, qué risa. es que en blanco en negro no se le puede poner el moreno de máquina de rayos UVA :)))))